República Dominicana

Preguntas frecuentes

De acuerdo con lo que establece el artículo 33 de la Ley 72-02, del 7 de junio del 2002 “Contra el Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas y otras Infracciones Graves”, el dinero que se obtiene de la venta de bienes decomisados, proveniente del tráfico ilícito de drogas, en subasta, modificado por la Ley 196-11 para que en lo adelante diga:

  1. a)Un veinticinco por ciento (25%) a la Procuraduría General de la República.
    b) Un veinticinco por ciento (25%) al Consejo Nacional de Drogas.
    c) Un veinticinco por ciento (25%) a la Dirección Nacional de Control de Drogas.
    d) Un quince por ciento (15%) a las organizaciones no guberna-mentales (ONG’s) que trabajan en labores de prevención de consumo de drogas.
    e) Un diez por ciento (10%) a la Policía Nacional.
  2. “Si en la sentencia se reconocen los derechos de un acreedor prendario o hipotecario de buena fe, el Ministerio Público procederá a la venta en subasta de los bienes, productos o instrumentos decomisados, y pagará el crédito en los términos que en la sentencia se indique.

1. Instancia dirigida al Director de la Oficina de Custodia y Administración de Bienes Incautados y Decomisados.

2. Documentación legal de propiedad de los bienes solicitados. (Matrículas certificadas de títulos, etc.). Si se trata de matrícula debe traer certificación reciente de la Dirección General de Impuestos Internos; de certificados de títulos, traer originales, acompañados de certificaciones expedidas por el Registrador de Títulos correspondiente y cuya firma este legalizada por autoridad competente; de documentos expedidos en el extranjero, deben ser legalizados por el funcionario consular competente y registrada su firma en la cancillería, y así sucesivamente con otros documentos y siempre de expedición reciente.


3. Sentencia certificada y firma de ésta legalizada por autoridad competente.

4. Certificación de no Recurso, legalizar firma con autoridad competente.

5. En caso de reclamaciones hechas por terceros, traer poder notarial legalizado.


6. Fotocopia de la cédula de identidad y electoral.

7. En caso de necesidad se indicarán personalmente los documentos adicionales a requerir.

Para nosotros lo bueno y lo malo depende del impacto positivo o negativo que tengan las cosas en las personas. Cuando se abusa de las drogas las repercusiones dañinas son prácticamente un hecho. De ahí que hablamos de que son “malas”. También debe reconocerse que si no hay abuso de drogas (por ejemplo cuando un médico indica una pastilla para una enfermedad) no se puede hablar de que se hace algo malo. Cuando se consumen drogas ilegales (cocaína, marihuana, éxtasis, etc.) siempre es malo por las consecuencias que trae: Problemas con la justicia, trastornos de conducta, violencia y problemas de salud.

Las personas que consumen drogas hacen cambios drásticos en la mayor parte de sus manifestaciones de conducta. Es importante aclarar que estos cambios también pueden deberse a otras razones que no necesariamente tienen que ver con el consumo de drogas.

Entre los cambios más notables tenemos:


* El paso exagerado de la alegría a la tristeza y viceversa.
* El cambio de amigos con el componente de que no quieren que los nuevos amigos sean conocidos por sus padres.
* Descuido en la apariencia física y los hábitos de higiene
* Inapetencia y somnolencia exagerada
* Apetito exagerado
* Presencia de objetos extraños en la casa
* Ansiedad manifiesta a través de sudoración en las manos
* Disminución de la capacidad en el trabajo o la escuela, inasistencia a la escuela.
* Disminución de la actividad física y de interacción social.

Estas y otras señales deben confirmarse antes de llegar a la conclusión de que la persona está en consumo de drogas.

* Cada tipo de droga mostrará algunos síntomas, incluyen agresividad, desorientación, violencia, rebeldía, somnolencia o sueño constante, cambios bruscos en el estado de ánimo, ojos enrojecidos, pero hay que tener cuidado de no asociar un síntoma o signo de estos y de inmediato señalarlos como consumidores. Hay que tomar en cuentan que muchos de estos síntomas se asocian también a múltiples enfermedades.
* Cambios en su conducta, actitudes, que pueden ir desde cambios en el rendimiento escolar o laboral hasta actitudes agresivas y distracción; cambio de lenguaje y forma de vestir, etc.

Debemos trabajar con los principales destinatarios (adolescentes y niños) para que conozcan los daños que las drogas les pueden causar. También ayudarles a orientar sus intereses hacia actividades sanas que contribuyan a ocupar de forma productiva el tiempo (estudio, deporte, recreación, actividades culturales). De igual forma es importante organizar la comunidad para que sus integrantes estén alerta ante cualquier señal que represente peligro de tráfico de drogas en la misma.

Realmente los jóvenes tienen muchas alternativas para prevenir el consumo de las drogas. Lo primero que hay que fortalecer es a la familia, esta constituye uno de los factores protectores del consumo de drogas más importantes. A nivel individual debemos preservar nuestros valores, y sobre todo no permitir ni por un momento que disminuya nuestra estima. Felizmente existen grupos en nuestra comunidad (iglesias, clubes, asociaciones etc.) que nos fortalecen y nos mantiene alejados de todo tipo de sustancias nocivas.

Algunas razones de orden cultural, social, legal y de intereses económicos dan respuesta a esta pregunta. Desde el punto de vista legal, el alcohol es una sustancia sin prohibición en cuanto a consumo. A pesar de que hay ciertas restricciones para menores de edad, la invitación que hacen los medios de comunicación para consumir hace difícil el control de consumo en la población juvenil. Otra razón es que el alcohol es una mercancía que al comercializarse genera muchos ingresos a sus beneficiarios y es una droga culturalmente aceptada. Por ejemplo, su uso social es ampliamente aceptado.

Hay muchas cosas que se venden y hacen daño, como por ejemplo el tabaco o cigarrillo, y el alcohol (cerveza, ron, wisky etc.) pero lo importante sería no tanto investigar el por qué se venden o no, que es la oferta, sino que el alcohol es dañino a su salud. No lo compre ni lo consuma o si lo hace conozca los efectos de la sustancia que ingiere. El alcohol se diferencia de algunas otras drogas porque sus consecuencias sobre el organismo aparecen de forma progresiva, y a largo plazo. Se debe recordar que también a corto plazo esta droga nos daña, ya que al desinhibirnos, nos hace conducirnos de manera muy diferente a nuestra forma de actuar, provocando desde accidentes hasta episodios vergonzosos.

El tiempo para cambiar la “forma de ser” tras el consumo de drogas no es igual en todas las personas. Lo cierto es que tarde que temprano el consumidor manifestará algunos cambios, los cuales se harán más dramáticos en la medida en que avancen los niveles de consumo. Los cambios dependen de varios factores entre los cuales citamos los siguientes:

* Tipo de drogas consumidas.
* La cantidad de droga consumida.
* La frecuencia con que se usa.
* Condición física de los consumidores.
* Predisposición genética de los consumidores para la enfermedad de la adicción.
* El peso, edad, entre otros.

En la actualidad se están produciendo decomisos de grandes cantidades de éxtasis en nuestro país. Independientemente de que gran parte de estas sustancias se dirigen hacia otros países, lo cierto es que una parte se queda para consumo interno. Así lo confirman los casos reportados por instituciones que trabajan en el área de tratamiento que ya reflejan casos de adicciones al éxtasis.

 

El responsable de la invención de las drogas es la curiosidad orientada hacia experiencias negativas. No hay un autor que haya proclamado su responsabilidad en este sentido. Más bien se reconocen experiencias fortuitas de consumo de ciertas plantas con propiedades euforizantes que luego pasaron a un uso más frecuente de generación en generación. La materia prima de donde se extraen las drogas existen desde que el mundo es mundo.

Las drogas son el resultado de una mezcla de sustancias, una de las cuales es la más importante. Esta recibe el nombre de principio activo. Por ejemplo, los que preparan marihuana están interesados en el THC, que es el componente que produce los efectos que los consumidores de marihuana persiguen. La materia prima para cualquier droga por lo regular es una planta (por Ej. en el caso de la marihuana es el cannabis) la cual mezclan con una serie de otras sustancias en una muy dañina combinación que lo único que trae como resultado es la destrucción y el daño.

: El deporte es una actividad preventiva en el sentido de que reúne en potencia todas las cualidades para promover la vida sana. En relación a la prevención del uso indebido de drogas, las actividades deportivas permiten promover la sana utilización del tiempo libre, desarrollar capacidad de autocontrol, mejorar la autoestima, fortalecer valores como el respeto, la honradez y la disciplina. Todas estas cualidades contribuyen de forma directa e indirecta a la prevención del uso indebido de drogas. Los casos de deportistas consumidores no son responsabilidad de las actividades deportivas. Todo lo contrario. Muchos atletas consumidores de drogas no desarrollaron antes el consumo gracias al deporte. Es importante recordar también que el deporte es un instrumento útil, pero un instrumento al fin. Por esta razón debe ser bien empleado para aprovechar su potencial.

Hay algunos países que han permitido el consumo de dosis personales (pequeñas) de esta droga, debido al alto consumo en la población. Más que hablar de que hay una aceptación legal del consumo de esta droga, la realidad lo que nos dice es que a las autoridades de estos países no les ha quedado otro recurso que trabajar en una estrategia de reducción de daños y por eso muestran cierta tolerancia a la administración personal de esta droga. Se les habla a los usuarios de cómo consumir esta droga a modo de reducir, dentro de las posibilidades, riesgos y daños mayores en el organismo. Aún en estos países el tráfico de marihuana es ilegal.

A pesar de que hay ciertas restricciones para menores de edad, la prohibición del uso de estas sustancias no ocurre por razones de intereses económicos, combinados con una pobreza de conciencia en cuanto a que estas sustancias son dañinas. Se debe recordar también que existen restricciones en ámbitos laborales con el uso de drogas legales, y que en el caso del cigarrillo, por ejemplo, existe presión social para evitar su consumo.

No es lo mismo, pero hay que aclarar lo siguiente: el éxtasis es una sustancia que no tiene ningún uso médico y se fabrica en laboratorios clandestinos. Su nombre químico es dioximetilmetanfetamina que es un derivado de otras sustancias llamadas anfetaminas que se descubrieron el siglo pasado. En sus inicios esta sustancia se utilizó para un trastorno psiquiátrico llamado narcolepsia y para algunos tipos de obesidad. Actualmente existen en el mercado algunos preparados que tienen derivados anfetaminicos que se manejan con mucho cuidado por profesionales de la medicina y se utilizan para adelgazar, pero son totalmente diferente al éxtasis porque no son alucinógenos.

Todo va a depender del metabolismo del cuerpo del individuo que consuma la droga, del tipo de droga que sea, de la frecuencia que se usa, de la cantidad de droga. Estos y otros factores van a determinar el tiempo en que una persona se puede volver adicta.

Depende del tipo de droga. Hay sustancias que duran más que otras. También influye la cantidad de drogas consumidas, la vía de administración y la frecuencia de uso. En pruebas doping el tiempo que permanece una prueba positiva es relativo, pues depende del tipo de droga, por ejemplo la marihuana por medio a la sustancia activa que posee que se llama 9-delta THC se fija a las células de grasa de nuestro cuerpo tardando semanas en salir definitivamente del cuerpo.

Hay un laboratorio oficial para hacer este tipo de pruebas a los atletas de alto rendimiento, en el caso de que estén en alguna competencia formal. Al margen de esta situación hay personas que trabajan de forma independiente y hacen el muestreo a solicitud de las personas interesadas.

: Desde el punto de vista humano, todas las drogas traen consecuencias caras en términos de salud, y de aquellas cosas difíciles de recuperar después de ser afectadas por su terrible impacto. Si lo vemos desde el punto de vista económico, los precios varían dependiendo de la droga que sea, y de la concentración que tengan de las sustancias que tienen el efecto que los consumidores persiguen.

Según datos suministrados confirmados, el tabaco es la droga que tiene el índice más alto de adicción de todas las drogas, por eso las personas que empiezan a fumar se habitúan a ello haciéndoles bien difícil dejar el hábito. Ninguna droga es fácil de dejar después que ha generado adicción. De ahí que es mejor nunca comenzar.

Lo primero es ayudarlo a que acepte su problema de adicción. Cuando la persona acepta que no puede controlar su deseo a cierto tipo de sustancia es más fácil que acepte trabajar con un especialista de la conducta, y si el caso lo requiere a un centro de rehabilitación. Podría ser de ayuda para convencerlo valernos de personas que tengan alguna influencia sobre él o ella. Conviene tener todo listo y a alguien dispuesto a asumir algunas de las obligaciones familiares del adicto mientras está en recuperación.

Algunos padres reflejan el fenómeno de la negación y el autoengaño que consiste en resistirse a aceptar la realidad del consumo. Esto ocurre como un mecanismo de defensa ante la triste realidad de enfrentar una verdad tan dolorosa como el consumo por parte de un ser querido.

 

Hay drogas como la heroína, la cocaína cuya forma de administración es, entre otras, por vía intramuscular. De aquí que muchos consumidores compartan la jeringa y puedan contraer el virus VIH, por medio de esta práctica peligrosa.

El VIH se contagia en nuestro país, principalmente por relaciones sexuales desprotegidas, por lo que cuando se consumen alguna droga que siempre trae alguna alteración de nuestra conducta, nuestras medidas de precaución disminuyen o desaparecen y el riesgo de tener relaciones sexuales riesgosas aumenta la probabilidad de contagio del virus.

En primer lugar el alcohol. Una encuesta realizada por la “Encuesta Nacional de Conductas de Riesgo y Factores Protectores en Escolares (PACARDO) demostró que el 81% de una muestra de 2,004 estudiantes han consumido alcohol. Luego está el consumo de tabaco con un 23%. De esta misma muestra, en drogas ilegales, la prevalencia está en los inhalables con un 12.5%, tranquilizantes un 7%, marihuana un 2% y estimulantes un 2%.

Sí. El humo principal de alguna manera se limpia cuando pasa a través del tabaco que no se ha quemado y por el filtro (si lo tiene). El humo secundario va directamente al aire. Cuando un fumador inhala, el oxígeno “aviva” el fuego y el tabaco se quema de una forma más limpia. Sin embargo, el humo del tabaco que no se inhala se quema más lentamente y con menos limpieza por lo que el humo secundario contiene más venenos.

El tabaco masticable, el que consumen los peloteros, es tan dañino como el cigarrillo común. Puede producir cáncer en la encía y en el esófago. Produce picaduras en los dientes y mal aliento. Además contiene la nicotina, que es la sustancia adictiva, y obtendrá los mismos efectos nocivos de las drogas estimulantes.

Cuando el individuo está en la etapa de la “adicción” se puede rehabilitar, si pone de su parte. Esto significa que la persona, si trabaja acorde a un programa de tratamiento efectivo, podrá aprender a vivir sin la droga.

La aspirina llamada ácido acetil-salicílico es una droga no adictiva, se clasifica como un analgésico.

Sí, el cemento es un producto altamente tóxico que tiene un uso específico, que es pegar (zapato, madera o cualquier otro tipo de objeto), pero que al inhalarse produce serias lesiones como son la pérdida de interés en la apariencia personal y actividades familiares; comportamiento raro como si estuviera en el limbo; alteración en la percepción del tiempo y el espacio; llagas en la nariz; olor fuerte a sustancias químicas; tos continua; la pérdida de la destreza; psicosis (estado de paranoia).

Todos. La prevención debe ser asumida por todos los sectores que componen nuestra vida ciudadana, como son: escuelas, iglesias, juntas de vecinos, padres de familia, empresas, grupos deportivos. Las acciones de prevención deben dirigirse a niños, jóvenes y adultos.

Sí. Está dentro de la clasificación de las drogas estimulantes. La droga base, la cafeína, produce dependencia psicológica, pérdida del apetito y pérdida de sueño. Pero es justo aclarar que el café tiene un peso muy grande en nuestra cultura y que la dimensión del daño que provoca no es ni remotamente comparable con las drogas ilegales y otras drogas legales como el alcohol y el tabaco.

Porque los usuarios pierden el interés por las actividades cotidianas como el trabajo, el estudio el aseo etc.

El Consejo Nacional de Drogas (CND) es el organismo rector de la política antidrogas del país.  Traza políticas, coordina planes de prevención y facilita las acciones para alcanzar las metas y objetivos para prevenir el consumo y abuso de drogas.

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) es un organismo que acciona para evitar la venta y comercialización de las drogas ilegales y sustancias controladas en el país (tráfico ilegal).

Son los signos y síntomas físicos  y psicológicos, como temblor, fiebre, dolores abdominales, diarrea, que aparecen cuando el usuario de drogas detiene o disminuye el consumo de la sustancia.

Cuando se consume habitualmente la misma cantidad de droga, se puede desarrollar la tolerancia que es cuando la persona siente con menos intensidad los efectos de la misma, por lo que necesita aumentar la dosis para alcanzar los efectos deseados.

No. Un usuario es una persona que consume la sustancia de forma ocasional.

Un adicto, es un usuario de drogas, que no puede controlar su consumo, ni su necesidad por ellas.

Definitivamente sí. Si la droga se define como la sustancia que una vez consumida, provoca en la persona efectos como excitación, relajación y distorsión de la realidad, el alcohol también lo es.

El alcohol disminuye los reflejos, la capacidad de concentración y atención de las personas. Estas tres habilidades son muy importantes cuando se conduce un automóvil, y con la ingesta de alcohol quedan afectadas.

También pasa, que como el alcohol desinhibe, esto nos hace más temerarios e impulsivos cuando estamos conduciendo. Movimientos y maniobras que en situaciones de normalidad no haríamos, con la ingesta de alcohol esto cambia y aceptamos riesgos que nos pueden hacer perder el control del automóvil. El consumo de alcohol en conductores está altamente asociado a los accidentes de tráfico, muchos de los cuales son mortales.

No. Este es uno de los grandes mitos del alcohol. Cuando se ingiere pequeñas cantidades de alcohol, la persona se desinhibe (se reprime menos) y esto puede facilitar las relaciones interpersonales (ser menos tímidos, por ejemplo), pero no da ningún poder para estimular la sexualidad.

Si se consume en dosis más grandes, entonces inhibe, es decir, no permite la sexualidad.

Incautación es la situación que afecta a un bien que ha sido retenido por las autoridades competentes, por existir indicios de que dicho bien ha sido utilizado en la comisión del delito de narcotráfico. Esta retención es temporal hasta que exista una sentencia respecto al caso.

Decomiso es cuando el tribunal apoderado del caso, mediante sentencia comprueba que el bien que estaba incautado se utilizó en la comisión del delito o es producto de dicho delito, por lo que se ordena que la propiedad del bien se transfiera a favor del Estado.

La Oficina de Custodia y Administración de Bienes Incautados y Decomisados procederá a subastar el bien objeto de la sentencia de decomiso.